Escuchar y oír

Escuchar y oír

Experiencia musical

Uno de mis cumpleaños mi madre me regaló un CD con las obras clásicas más famosas. Una de ellas por supuesto tenía que ser la quinta sinfonía de Beethoven. 

Recuerdo que ponía el CD en uno de esos reproductores de música (antiquísimo) y lo escuchaba una y otra vez hasta que me “cansara”.

Conocía tan bien esta versión de la sinfonía que incluso los pequeños errores de la interpretación las tenía en mi cabeza.

Esta fue la primera vez que tuve un encuentro personal con la música y la pude apreciar.

Entonces descubrí que hay personas que escuchan y otras que oyen. Mi pregunta era ¿por qué unas sí escuchan y otras sólo pueden oír? Creo que es la falta de contacto íntimo con la música y su relación con ella.

También es necesario poder tener conocimientos elementales para crear una buena base para el crecimiento de la misma apreciación.

La audición sin ciencia, por expresarlo en una forma fácil, es inconcebible. La relación con determinados conocimientos, y en parte incluso la dependencia de ellos, no sólo supone un gran alivio para la audición, sino que constituye, a veces, un requisito ineludible

Kühn, C. 1994

Tipos de escucha musical

¿Qué diferencia hay?

Bueno, más allá de la obviedad de que en una es consciente y otra no, hay factores más fuertes que las diferencian.

Aarón Copland dice que existen tres planos.

  • Plano sensuaL de la escucha.

en donde se busca escuchar la música sólo por el placer sensorial, esto significa que su finalidad no es más que el disfrute corporal y natural, es como comer un dulce, agradable pero que en realidad es sólo eso. Un dulce que cumple la función de darnos placer momentáneo y sin más riqueza nutritiva.

  • Plano expresivo de la escucha. 

Cuando se escucha la música con el corazón. Esto significa, ir más allá que sólo buscar el toque del placer de oír superficialmente. aprecian la música en tanto que les produce emociones que les llevan a modificar su estado de ánimo. Esto les involucra a ir más profundo, tomando la mano de la música para ir a un viaje con el. 

  • Plano puramente musical

    Son  los que exigen penetrar en los niveles más internos de la composición musical en su análisis, para obtener así un goce de tipo intelectual; son los que escuchan “con la cabeza”.

     

Tratemos de ser honestos con nosotros mismos. ¿Qué clase de escucha tengo? ¿Soy activo o pasivo al escuchar música? ¿Qué clase de escucha quisiera tener?

6 Replies to “Escuchar y oír”

  1. Hola! Me encanta la música, me gusta disfrutar una y otra vez é ir descubrieno poco a poco como está ensamblada y transportarme a lugares inimaginables, en un «plano expresivo de la música», sin embargo me da curiosidad por conoces un poco más, y es donde aparece mi duda…… al entrar en el «plano puramente musical» se desfasaría el sentimiento y la emoción de escuchar una melodía por hacerlo tan técnico y analitico, es decir, perder el sentimiento que produce al escuchar por el hecho de llevarla al plano técnico?

    1. Yo creo que no están separados. Solamente se hace énfasis en que el disfrute puede ser más profundo cuando implica aspectos intelectuales y no meramente sensoriales.
      Yo creo que no se trata de desligar el intelecto con el goce sensorial, si no mas bien de complementarlo y disfrutarlo a otros niveles.

      Gracias Gabriela.

  2. Claro que cuando oyes no recuardas ni que instrumento es el que se estaba tocando, y cuando escuchas, no importa en cual de los tres planos sea tu escucha, lo importante es que haya un goce, tanto multisensorial, corporal o intelectual, la apreciacion se puese dar de cualquier forma incluso pasar por esos tres planos uno por uno cada vez que escuchas determinada pieza.

    1. Así es. La música tiene como objetivo darnos a disfrutar. Aaron copland se refiere también a que gracias al conocimiento y el intelecto se puede disfrutar de maneras más profundas.
      Por supuesto que el goce es sensorial.

      Gracias Gerardo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *